Home Cultura-Ecología Esta no puede ser la identidad de Las Cruces

Esta no puede ser la identidad de Las Cruces

by José V. Medina Z.
Las Cruces
Las Cruces

Las Cruces

Por: José V. Medina Z.

Al leer la anterior publicación de LNT, donde se pueden apreciar las infortunadas expresiones de alguien que se autodenomina representante de la cultura crucina, es necesario señalar que ese no es el tipo de debate que se merecen nuestros ciudadanos. Ese no es el camino.

El insulto, la grosería, odiosidad, la descalificación, la tergiversación de los hechos, la pésima escritura y la falta de comprensión lectora no pueden ser parte de
 nuestra identidad y no podemos dar ese ejemplo a la juventud y menos a nuestros visitantes.

El que denigra se denigra.

Más triste y vergonzoso es apreciar a personas, que suponemos cultas y con una mínima preparación intelectual, aplaudiendo y celebrando este lenguaje
 vulgar y este actuar.

No existe justificación alguna para aceptar estos salvajismos.

Por otro lado, también resulta sorprendente la liviandad con que se desprecia la libertad de expresión, avalando castigos por secretaría a quienes opinan diferente en vez de recurrir a las herramientas que nos asigna la constitución política del estado. Esto es, hacer  uso del derecho a réplica o recurrir a los tribunales.

Recordemos que el mundo es redondo y que, recuperar estos derechos demoró años y múltiples vidas durante un periodo oscuro de nuestra historia, como lo fue la dictadura militar. 

Finalmente agradecer los múltiples gestos solidarios y adquirir el compromiso, ante nuestros lectores,  de no vernos caer en esas prácticas, además de asegurar que nadie logrará silenciarnos.

Muchas gracias.

José V. Medina Z.

Director de las Noticias de El Tabo

Funcionario municipal,

I. Municipalidad de El Tabo


Related Articles

1 comment

Bastián Brito Yanque 17/12/2016 - 05:27

Concuerdo con usted cuando declara que “esta no puede ser la identidad de Las Cruces”, y al mismo tiempo agradezco el espacio para dialogar sobre este tema, muy recurrente en los análisis de quienes examinan el presente cultural actual en Las Cruces, como puntos de partida para la búsqueda de nuevos espacios de convivencia.

Ciertamente, la negación del otro en la convivencia dada por continuas descalificaciones solo desvía la atención de las temáticas fundamentales y crean espacios de coexistencia naturalmente indeseables, los cuales se han visto claramente reflejados en diversas opiniones que condenan lo ocurrido. Entonces valdría preguntarnos, ¿queremos vivir el presente que estamos viviendo? aun más, ¿queremos seguir en la continua dinámica de enfrentamiento, en la cual los unos son parte de un frente y los otros sus contrarios?. Evidentemente, si queremos desarrollar lo que usted explícitamente propone en la presente noticia, es decir, madurar en términos culturales al tiempo que desarrollamos y definimos nuestra identidad -donde la educación de los jóvenes y la atención al visitante sean valores esenciales-nuestras relaciones deben basarse en la colaboración y la participación antes que en el enfrentamiento y la competencia. Pero esto es solo introductorio.
Hoy sabemos, gracias a esfuerzos por investigar el entorno cultural y ambiental (que hoy requieren de recursos y voluntades políticas para aumentar los marcos teóricos), que el valor mayor que posee Las Cruces es su patrimonio histórico integrado por los barrios Vaticano y Quirinal, su patrimonio natural compuesto por la quebrada La Hoyada y el borde costero y su gente.
Contradictorio ha sido el contexto predominante hasta ahora, el cual se ha centrado en el énfasis del desarrollo de tecnologías de destrucción extractivístas, en el daño sistemático a los paisajes y en la institucionalización del menoscabo al medio natural local, con el cual no nos identificamos más que con la visión de que la naturaleza no es más que un recurso para ser explotado. Pero esta visión ha ido perdiendo fuerza lentamente, lo que es necesario y urgente en el marco que hemos venido analizando, el desarrollo cultural crucino.

Así que, sin el ánimo de alargarme excesivamente, propongo la unión de nuestros saberes y la conjugación de nuestros espacios de acciones con el fin de desarrollar un gran proyecto común, en el cual hacer florecer la identidad cultural crucina en la conservación y cuidado del medio natural como lineas centrales de nuestro desarrollo económico, sean prioridades fundamentales.

Lo invito Pepe Medina, ha conversar seriamente sobre desarrollo cultural en Las Cruces contemplando a nuestra gente, y sobre el medio ambiente local, la quebrada La Hoyada y el borde costero.

Reply

Leave a Comment

19 − 5 =